Este era el primer slogan de nuestra colección “Single”, que vio la luz allá por el año 2007.  Esta colección fue fruto del trabajo de un equipo de Diseño que allá por el 2006 recibió el encargo de la Dirección de desarrollar una gama de producto específicamente pensada para una necesidad poco o nada cubierta en el mercado por aquel entonces: la de los espacios pequeños en la cocina.