A la hora de definir el proyecto de amueblamiento de la cocina, la decisión sobre si colocar una zona con mesas y sillas o una barra integrada en la encimera cobra cada día más protagonismo.

Vamos a intentar dar argumentos a favor de la integración de una barra con taburetes altos, aunque evidentemente, esto depende de los gustos y costumbres de cada cual:

  1. La barra y los taburetes son, cada día más, vistos como un producto de tendencia y de estilo más juvenil y desenfadado.
  1. Comer en alto está más asociado al estilo de vida actual, en el que por desgracia, las prisas mandan, y como muchas veces no tenemos tiempo ni de sentarnos a disfrutar del desayuno o de la comida, la opción de una barra te permite comer sin apenas sentarte.
  1. Es una solución estética que permite introducir un contraste entre la encimera de la cocina y la de la barra, y no solo incorporarlo en los muebles sino también en una isla.
  1. Las barras, especialmente las que aportan soluciones de movimiento, ofrecen la posibilidad de optimizar el espacio, quedando recogidas cuando no se usan y una vez desplegadas, disponer del espacio suficiente como para comer con comodidad. Además, como las fabricamos a medida, se pueden adaptar a cualquier proyecto, por complicado que sea!
  1. La amplia variedad de acabados que ofrece nuestra gama de barras permite incorporar este producto en cualquier tipo de cocina.
  1. La fácil y rápida instalación de las barras mediante un avanzado sistema de cinta de doble cara de alta adhesividad hace que sea un producto integrable en cocinas ya existentes a las que se le quiera dar un nuevo aire, y sin necesidad de taladrar la encimera de la cocina.

 

  1. La gama disponible de taburetes de bar, bien fijos o bien de altura ajustable, ofrece la posibilidad de combinar las barras con cualquier estilo, metal, madera, tapizado, lacado, policarbonato..

Te invitamos a conocer más detalles de nuestra gama de soluciones en barra para cocina en este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=f4vcKS_sOkQ&t=4s